Patricio Castellano

Estuvimos en Hecho (Huesca), y tuvimos el gusto de conocer a Patricio Castellano, un músico de origen andaluz, que, por diversas circunstancias, acabó recalando en el Pirineo oscense. Él, junto con su hijo, nos atendieron muy amablemente.

Nació en Jamilena (Jaén) en 1934.  Estudió en el seminario de Jaén durante 6 años. Allí, también estudiaba música, y se presentaba a los exámenes en Córdoba. En 1952 tomó posesión de plaza de director de la banda en Porcuna (Jaén).

En 1957 llegó a Hecho como director de la banda y organista, después de haber visto un anuncio del ayuntamiento en el que se buscaba un músico para el pueblo. 

Además, enseñaba a los chicos del pueblo. Tenía 28 alumnos a los que enseñaba solfeo e instrumento. Los instrumentos los compró el ayuntamiento. Cuando llegó,  los músicos (que, claro está, aún no lo eran),  no sabían casi nada, tan  sólo algo de solfeo que habían aprendido de la mano de un militar de Huesca. 
El repertorio de la banda incluía melodías populares y pasajes de zarzuelas que él mismo adaptaba a la instrumentación de la banda.

Igualmente, hacía conciertos en la lonja de la iglesia en fiestas señaladas.  A la vez, daba clases en todo el valle, así como en la localidad de Bailo. Este trabajo como músico duró unos 15 años.

Posteriormente, mantuvo una rondalla infantil, con la que realizó conciertos, yendo, incluso, a tocar a Francia. Este grupo, formado por hasta 45 niños, interpretaba jotas, valses y otros motivos populares.

Pasaron los años y todo aquello dejó de existir, pero Patricio mantiene su actividad musical tocando el órgano los sábados en la iglesia. También ha sido director del coro de Roncal (Navarra).

Patricio Castellano con el coro de Roncal.