Traductor

traductor para el blog blogger web

Grabador portátil Boss BR-80

Actualmente hay multitud de modelos de grabadores digitales, de diferentes medidas, precios y cualidades.
Parece, eso sí, que han perdido fuerza los aparatos autónomos que permiten realiza todo el proceso, desde la toma de sonido hasta la matización, e, incluso, la grabación de un disco. Actualmente, los portaestudios tienden a ser más sencillos, y, excepto algunos modelos, no suelen incluir funciones de edición de audio, lo cual obliga, casi sin otro remedio, a acabar el trabajo de mezcla y edición en el ordenador.
Entre todo ese maremágnum de marcas y modelos, encontramos este pequeño Boss BR-80, que, en un tamaño realmente contenido, ofrece muchas funciones muy interesantes. De hecho, como grabador tiene la opción de grabar en estéreo, gracias a sus dos micrófonos de condensador incorporados y, además, puede funcionar como una grabador multipistas de 8 pistas (64 pistas virtuales). Cuenta, además, con el modo eband, que reproduce una base sonora previamente grabada y mezclada para poder practicar o, incluso, actuar en directo.
Permite grabar en formatos wav y mp3. Utiliza, como soporte, una tarjeta SD (lleva incluida una de 1 Gb).

Su tamaño es realmente pequeño (la parte más larga mide escasos 14 centímetros). Funciona con dos pilas AA. Quizá esta es una de las pegas principales cuando trabajas en casa. Se le puede poner un cargador, pero no va incluido, y, aparte de lo que valga, ya sabemos que, en la tienda donde compramos el aparato no tienen, en ese momento, el cargador, que hay que encargarlo y no se sabe cuánto tardará en llegar. En todo caso, las pilas brindan autonomía para trabajar varias horas sin problemas.
Dispone, además, de multitud de efectos (compresor, ecualizador, reverberación...) y de afinador. Los botones de reproducción y grabación son cómodos, aunque no lo es tanto la rueda que se usa para muchas funciones. Igualmente, en algunos casos hay que apretar dos botones a la vez, y, dado su tamaño, puede resultar algo pesado si se ha de hacer muchas veces, aunque esto es la contrapartida lógica e inevitable a su estupenda portabilidad.
La calidad de grabación es, realmente, muy buena, y nos permite hacer grabaciones, tanto en modo estéreo, como en el modo multipistas, de auténtica calidad.
Se le puede conectar directamente una guitarra con previo mediante jack, aunque no admite la conexión de otros micrófonos. Lleva salida para auriculares y un par de ruedas laterales para controlar el volumen de reproducción y de grabación.
Una de las grande utilidades es que, conectado mediante un cable USB al ordenador, hace de micrófono estéreo, lo cual permite hacer grabaciones de mucha calidad, directamente, en el ordenador.
El manual viene sólo en inglés, lo cual lo consideramos un atraso. Si se registra uno en la página de internet del fabricante, se puede pedir que te lo envíen en español. Es un procedimiento algo primitivo, para la época en que vivimos.
Para un uso muy intensivo puede hacerse algo pesado su uso, dado que, para muchas funciones, hay que recurrir constantemente a los menúes, cosa algo farragosa. Especialmente poco lograda esta la función de pinchado en las grabaciones multipistas (para corregir errores en la interpretación). De hecho, es tan poco práctica que sirve para usarla de modo ocasional, pero no es muy útil para un uso intensivo de esta función. Para poder marcar los puntos comienzo y fin de la grabación, hay que introducir el tiempo mediante la rueda.
La tarjeta se puede poner en un lector conectado al ordenador. Sin embargo, los archivos están en un formato ilegible. Hay que usar un pequeño programa convertidor, de muy fácil uso, disponible para Windows y para MacIntosh.
En definitiva, se trata de un aparato muy útil y, cuya función principal, que es grabar, la hace muy bien. Resulta muy práctico para grabar ensayos, ideas que vienen a la cabeza o, incluso, para pequeños proyectos multipistas. Tiene algunos aspectos por mejorar, pero creemos que es un aparato muy a tener en cuenta para quienes buscan un grabador pequeño, eficaz y de calidad.
Su precio ronda los 280 euros.